Inspiración Javier  Casado
Por:

Publicado:

Cinco escapadas para el puente de diciembre

Cuatro días libres pueden dar para mucho, ya sea explorando los paisajes legendarios del mayor desierto europeo, las bodegas y asadores de la Ribera del Duero, las cumbres nevadas de los Pirineos o el que quizá sea el bosque más exclusivo del mundo, al que sólo pueden acceder 20 personas al día. Y más aún la noche del 7, que en un lugar de La Vera se prolongará hasta bien entrado el 8 con la fiesta más cálida del puente.

 

Recuerda que puedes volar a Madrid desde 6.500 Avios por trayecto

Las Bardenas Reales, el mayor desierto de Europa

Con 42.000 hectáreas, al sureste de Navarra y a menos de 4 horas de Madrid, Las Bardenas Reales son uno paisajes más inesperados del continente, tanto que sirvió para recrear el Mar Dothraki de Juego de Tronos. Su terreno de arcillas, areniscas y yesos erosionado por el cierzo –el viento que proviene del valle del Ebro– y las lluvias torrenciales han creado formas de fantasía como las del Castil de Tierra, la Pisquerra, el Rincón de Bú, las Caídas de la Negra o el Vedado de Aguarás. Sin el calor del verano, ni los ocasionales aguaceros de primavera y otoño, diciembre invita a recorrer las rutas para senderistas y bicicletas BTT de este lugar Reserva de la Biosfera. 

Visita el mayor desierto de Europa este puente de diciembre: las Bardenas Reales en Navarra
Las Bardenas Reales, en Navarra, el mayor desierto de Europa – Imagen cortesía del Gobierno de Navarra

¿Dónde comer cerca de Las Bardenas Reales?

Hay que abrigarse, pero los pueblos históricos de la zona, como Tudela, donde se encuentra el restaurante 33, y los de la Comarca de las Cinco Villas, como la localidad zaragozana de Sábada, donde está el restaurante La Encantaria, ofrecen muchas opciones para entrar en calor.

2000 años de tradición fermentado la uva en Aranda de Duero

La capital de la comarca de Ribera del Duero, 160 kms al norte de Madrid, es el mejor centro de operaciones para recorrer una de las regiones vinícolas más importantes del país. Aquí se producía vino para abastecer los ejércitos del Imperio Romano y de aquí salen ahora botellas con las que se brinda por todo el mundo, de bodegas como Dominio de Cair, Valduero, Pago de los Capellanes, Carmelo Rodero, o Hermanos Pérez Pascua, la mayoría de ellas negocios familiares y muchas abiertas a los visitantes. También se pueden ver las bodegas subterráneas de Aranda, unas 135 repartidas por 7 kms de túneles excavados entre los siglos XII y XVIII bajo el casco histórico de la localidad.

Las bodegas subterráneas de Aranda del Duero, a 160 km de Madrid, destino ideal para el puente de diciembre
Las bodegas subterráneas de Aranda del Duero, a 160 km de Madrid – Imagen cortesía de la la Ruta del Vino de Aranda del Duero

¿Qué comer en Aranda del Duero?

El complemento obligado de la visita debe ser un asador, como Casa Rafael Corrales, Casa Florencio o el Mesón El Pastor, para acompañar el vino con el plato que más identifica esta tierra, el lechazo. Con seguridad, el mejor cordero que cualquiera probará en navidades.

El lechazo es el plato que más identifica Aranda del Duero, un bocado imprescindible si visitas la zona en el puente de diciembre
Lechazo, el plato más tradicional de Aranda del Duero, asado en horno de leña – Imagen cortesía de la Ruta del Vino de Aranda del Duero

Exclusividad asturiana en Muniellos

Sólo 20 visitantes al día pueden acceder al bosque de Muniellos, el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa, situado en el extremo suroccidental de Asturias, en Cangas del Narcea, una zona de donde salió la madera para construir los barcos de la Armada invencible. El lugar, Reserva de la Biosfera de la Unesco, pertenece al Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Junto a sus característicos robles albar, también abundan los tejos, acebos, hayas y abedules en una extensión de 2.695 hectáreas, y una altitud que alcanza los 1.500 metros desde los 680 a los que se encuentra la entrada. En esa zona más baja, junto al río, también crecen pláganos, sauces, avellanos. Y también ellos pueden cubrirse de nieve en esta época.

Aprovecha el puente de diciembre para descubrir en exclusiva el bosque de Muniellos, en Asturias
El bosque de Muniellos, en Asturias, es el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa

¿Cómo acceder a Muniellos?

Hay que solicitar un permiso previo, que sólo se concede una vez al año por persona, y para determinadas fechas es difícil conseguirlo sin antelación.

Safari en la nieve

Descender 10 kilómetros en un solo día y sin repetir ninguna pista, en eso consiste el reto Safari 10mil que propone a sus visitantes la estación de esquí de Aramón Cerler, considerada una de las mejores de España, si no la mejor, y enclavada en el Valle de Benasque, en lo más alto del Pirineo oscense. Con cotas entre los 1.500 y los 2.630 metros de altura, Cerler está rodeada por 60 picos de más de 3.000 metros, y cuenta con el descenso más largo de toda la cordillera, la pista llamada “9 km”, con casi 1.000 metros de desnivel. Para sumar los otros 9 que completen el reto, hay montañas como Cogulla o Rincón del Cielo que en total suman 45 pistas de todos los niveles.

El puente de diciembre es una buena oportunidad para esquiar en Cerler (Huesca) una de las mejores pistas de España.
La estación Aramón Cerler, en Huesca, tiene el descenso más largo de Los Pirineos

¿Quién puede hacer el Safari 10mil?

Quien se proponga descender los 10 mil necesita tener un nivel alto de esquí y buena forma física. Los que lo logren recibirán un diploma acreditativo de la hazaña para presumir durante la cena.

Los escobazos de La Vera

El 7 de diciembre, la fiesta tradicional de Los Escobazos prende fuego al invierno en Jarandilla de la Vera, uno de los pueblos con más encanto en la comarca de La Vera y junto al valle del Jerte. Esta zona del noreste de Cáceres, a apenas dos horas y media de Madrid, es una joya natural con numerosos arroyos y gargantas, hasta 46, por las que fluye el agua procedente de las nieves de la Sierra de Tormantos entre puentes romanos y edificios medievales hasta llegar al río Tiétar. De aquí proviene también uno de los ingredientes fundamentales de la cocina española, el Pimentón de La Vera.

No te pierdas la fiesta tradicional de Los Escobazos de Jarandilla de la Vera en este puente de diciembre
La fiesta tradicional de Los Escobazos, en Jarandilla de la Vera, tiene lugar el 7 de diciembre – Imagen cortesía de Turismo de Extremadura

¿Qué es la fiesta de Los Escobazos?

Dicen que nació en el siglo VII. Al llegar el invierno, después de largas temporadas con el ganado en la sierra de Gredos, los pastores regresaban a Jarandilla para reencontrarse con sus familias. Y llegaban de noche, la víspera de la celebración de la virgen de Inmaculada Concepción, cargando escoberas (unos arbustos) que prendían para iluminar el camino. Al llegar al pueblo, se reunían en la plaza y todos juntos celebraban el momento intercambiándose escobazos como muestra de alegría. Una noche para jugar con fuego.

 

 

Todos estos destinos son fácilmente accesibles por carretera desde Madrid. ¡Aprovecha el Stopover Hola Madrid para conocerlos!

Vuela a Asturias y sé uno de los 20 que visiten Muniellos mañana desde 4.500 Avios por trayecto.

Descubre otros planes en la ciudad de Madrid.