Aventura Alejandro González Luna
Por:

El Caribe y América Latina para valientes

Acercarse a depredadores prehistóricos, sobrevolar en ala delta playas de postal o cruzar en cables de acero selvas y bosques tropicales: Si te gusta sentir la adrenalina y embarcarte en nuevas aventuras, deberías visitar estos destinos.

Vuela a Miami, Quito, San José de Costa Rica o Río de Janeiro desde solo 21.250 Avios por trayecto.

  1. 1 Navega entre caimanes en el espectacular Parque Nacional de los Everglades

    En los Everglades, el parque natural subtropical más extenso de los Estados Unidos, podrás navegar en un aerodeslizador por manglares poblados de caimanes. El lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva Internacional de la Biosfera por la riqueza de sus ecosistemas, cuenta con experimentados pilotos de las lanchas y es uno de los entornos más prístinos y salvajes del país. Tiene tres entradas (la del este, a una hora de Miami) y cuatro centros de visitantes.

    Si te gusta la aventura y viajas a Miami, no te puedes perder el Parque Natural Everglades donde podrás navegar por manglares poblados de caimanes y avistar manatíes, delfines, tortugas y unas 360 especies de aves.
    En el Parque Natural Everglades, además de los caimanes, podrás avistar manatíes, delfines, tortugas y unas 360 especies de aves / Imagen de Simon:AdobeStock
  2. 2 Sobrevuela la selva del Chocó ecuatoriano en el telesilla de Mashpi Lodge

    Este lodge, ubicado en la Reserva Natural de Mashpi, es un lugar ideal para perderse en la naturaleza. A 950 metros sobre el nivel del mar, sus lujosas instalaciones se hallan arropadas por los bosques del Chocó ecuatoriano, una de las biorregiones con mayor biodiversidad del planeta. Entre sus principales atractivos está La Libélula, una especie de teleférico privado que permite explorar desde el aire este increíble entorno. Su recorrido se extiende a lo largo de dos kilómetros (entre dos estaciones) y tarda 40 minutos.

    Si eres un apasionado del turismo de aventura y viajas a Ecuador, tienes que disfrutar de una de las experiencias que ofrece Mashpi Lodge, en la Reserva Natural de Mashpi.
    En Mashpi Lodge también se puede pedalear a 40 metros de altura en la Bici aérea, una bicicleta para dos personas que se desplaza colgando de un cable sobre la copa de los árboles
  3. 3 Río de Janeiro a vista de pájaro: volando en ala delta sobre Copacabana

    Si te apetece contemplar Río de Jaineiro desde las alturas y tienes el estómago para ello, numerosas empresas e instructores ofrecen la posibilidad de saltar en ala delta sobre la ‘ciudad maravillosa’. El recorrido, de algo más de diez minutos, se inicia en la pista de vuelo de Pedra Bonita, a 520 metros de altura, para luego rodear el cerro Pedra da Gavea y culminar en la playa de São Conrado. Solo apto para los más osados.

    Saltar en ala delta desde Pedra Bonita ofrece, además de un subidón de adrenalina, las mejores vistas sobre el Cristo Redentor, la Bahía de Guanabar o las playas de Ipanema y Copacabana.
    El salto en ala delta te permitirá disfrutar a vista de pájaro de lugares emblemáticos como el Corcovado (Cristo Redentor), la Bahía de Guanabara o las playas de Ipanema y Copacabana
  4. 4 Una tirolina sobre el Bosque Nuboso de Monteverde, en Costa Rica

    La selva tropical de Monteverde es uno de los lugares más hermosos de este país centroamericano. Numerosos tours ofrecen la oportunidad de descubrir sus bosques frondosos desde el aire suspendidos en cables de acero. En Monteverde, además de probar el canopy, también puedes balancearte en las alturas en los llamados Tarzan Swing, lanzarte en bungee, o caminar entre las copas de los árboles por puentes colgantes que parecen de película. Se puede llegar hasta allí en dos horas y media en coche o bus desde San José.

    Si te gustan los viajes de aventura, la selva tropical de Monteverde es para ti.
    La tirolina y los puentes colgantes son algunas de las aventuras más populares de Costa Rica. Si buscas emociones fuertes, la selva tropical de Monteverde es para ti.