Inspiración Sara  Martinez
Por:

Publicado:

Cuatro planes esenciales para este invierno en Londres

La capital inglesa no descansa tras vacaciones. Los mejores planes para disfrutar de Londres en invierno se prolongan hasta febrero, con opciones tan divertidas como patinaje sobre hielo, un festival de pancakes, la celebración del Año Nuevo en Chinatown y las fiestas temáticas en la azotea de moda, que rinden culto al exotismo de Marrakech. Vuelo Madrid-Londres desde 13.000 Avios (ida y vuelta).

Para romper el hielo

Las pistas de hielo se convierten, durante el invierno, en las protagonistas de algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. La pista de Canary Wharf no cierra sus puertas hasta el 24 de febrero. Deslízate sobre la pista más larga de la ciudad (80 metros) rodeado de los rascacielos de la ¨City¨. Después, recupera fuerzas en su bar de temática invernal con un Mulled Wineun vino caliente especiado típico de la épocay relájate mientras los más pequeños disfrutan también de su sesión deportiva en la pista exclusiva para niños.

Si llegas antes del 14 de enero podrás hacer piruetas en el centro de Somerset y, si tienes la suerte de llegar en la primera semana, no te puedes perder la pista del Museo Nacional de Historia Natural.
Canary Wharf: 1300 metros cuadrados de pista

Este año se celebra el doble

Si has nacido en 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994 o 2016, aparte de ser fiel, leal y valiente, este es tu año: el Año del Perro. Lo dice la cultura china. El 18 de febrero –aunque el día oficial es el 16– tiene lugar en Londres la mayor celebración del Año Nuevo Chino fuera de Asia. Carrozas por las calles más céntricas de la ciudad, actuaciones y desfiles en Trafalgar Square, dragones y leones adornando todo el barrio de Soho y los menús diseñados únicamente para la ocasión en Chinatown harán que te sumerjas en la exótica cultura oriental.

La tradición china dicta que comprar algo rojo es símbolo de buena suerte. No encontrarás mejor ocasión para hacerte con un souvenir que en cualquier tienda de este barrio chino.
La Danza del Dragón es una parte esencial de las celebraciones

Medina en las alturas

Otro símbolo de buena suerte es recibir el año en un lugar alto. Qué mejor para seguir el consejo que subir a la azotea de moda en The Queen of Hoxton y disfrutar de unas vistas a los edificios de la concurrida Liverpool Street. Este lugar –que se transforma cada seis meses– se ha convertido en un refugio marroquí para este invierno. Cócteles como el Casablancan Mint Tea, su menú con Halloumi y Falafel digno de cualquier restaurante en Marrakech, y su decoración ambientada en una medina árabe te harán sentir teletransportado a la ciudad roja.
Además, el local está en el corazón de uno de los barrios más jóvenes y con más arte urbano de la ciudad: Shoreditch.

Si acudes en fin de semana, llega temprano. Cuando hay mucha gente, se limita la entrada y se forman grandes colas.
El exterior está inspirado en uno de los lugares más fotografiados de Marruecos: El Jardín Majorelle. Entra en calor con uno de sus espectaculares cócteles calientes.

El día de los pancakes

Este día se asocia con la última limpieza de los armarios justo antes del período de abstinencia de la Cuaresma, cuando antaño ya sólo quedaban alimentos básicos como huevos, azúcar y grasas. Si mezclas estos ingredientes, puedes preparar unos pancakes. Los restaurantes y cafeterías de Londres llenan sus menús de estas tortitas y se realizan actividades y carreras con el objetivo de recolectar dinero para los más necesitados.
En Where the pancakes are, muy cerca de London Bridge, no encontrarás las típicas tortitas con nata y sirope. Este lugar fusiona el arte antiguo de hornear tortitas con tendencias gastronómicas actuales.

¿Te animas a jugar? En The Breakfast Club, si eres capaz de comerte 12 tortitas en 12 minutos, no pagas. Si no lo consigues tendrás que abonar su precio –unas 20 libras– que el restaurante donará directamente a una asociación.