Publirreportaje Iberia Plus
Por:

Publicado:

Mallorca: cinco ideas para un viaje en pareja

Descubre Mallorca y consigue Avios con tus estancias en los hoteles Meliá en tu próxima escapada romántica.

Si sueles acumular Avios con Iberia Plus, te encantará poder canjearlos por estancias en hoteles. Con MeliáRewards, el programa de fidelización de Meliá Hotels International, esto es posible. Pertenecer a MeliáRewards es disfrutar siempre de ventajas exclusivas y de los mejores precios. Además, por cada reserva y servicio que contrates sumarás puntos MeliáRewards que podrás cambiar fácilmente por estancias, servicios y productos. Descubre por ti mismo por qué “Pertenecer a MeliáRewards es más”.

Recorre las calles empedradas de Palma

Una de las opciones ideales para pasear en pareja es recorriendo el casco antiguo de Palma de Mallorca, en donde es parada obligada La Seu o catedral del siglo XIV, el templo con el mayor rosetón del mundo gótico. Cerca de aquí está el barrio judío, donde sus callejuelas empedradas conforman una de las juderías medievales más importantes del Mediterráneo. Para realizar una foto en pareja digna de postal, hay que alejarse un poco más del centro hasta llegar a la fortaleza del Castillo de Bellver, en la parte más elevada de la ciudad. 

Vistas al atardecer: la azotea del Meliá Palma Bay ofrece una de las mejores vistas de 360º de la ciudad y la Bahía de Palma. Si el tiempo acompaña, su piscina es una excelente opción para relajarse en pareja. 

 

Respira aire puro en la sierra de Tramontana

Situada al norte de Mallorca, la sierra de Tramontana atrae a los viajeros que buscan un entorno más tranquilo y cercano a la naturaleza. Una propuesta para las parejas más activas es una ruta de senderismo por sus cumbres, cuyo punto más elevado es el Puig Mayor, a 1.445 metros sobre el nivel del mar. Para los viajeros que prefieren los planes más tranquilos, hay muchos pueblos de gran atractivo turístico repartidos por la sierra, como Valldemossa, Deià o Sóller, donde se puede tomar el Tren de Sóller, un ferrocarril de madera de 1912 que une esta localidad con Palma.

Al terminar tu jornada: mímate en el lujoso Spa by Clarins del Gran Meliá de Mar, en Illetes. Sus avanzados tratamientos de belleza y salud le han valido ser uno de los favoritos de quienes visitan Mallorca.

  

Descubre la gastronomía mallorquina

Los más gourmets disfrutarán descubriendo las especialidades de la gastronomía local. La mallorquina destaca por emplear muchos productos de la huerta y el mar en sus platos, como el tumbet (similar al pisto manchego), el trampó (una ensalada de pimiento verde, cebolla y tomates) o la paella. Una opción muy sofisticada para probar la cocina local con toques internacionales es el restaurante Garabato del Innside Palma Center. Con una cuidada decoración de estilo nórdico, el local ofrece una variada carta con vinos mallorquines y, los fines de semana, música en directo.

No te vayas sin visitar: el Mercado de Santa Catalina, el más antiguo de Palma. Es el mejor lugar para comprar productos locales y, los sábados, organizan talleres de cocina.

 

Pasea tras la puesta de sol

Los meses de verano, cuando el calor aprieta, hay quien prefiere dejar los paseos para la noche. Para un recorrido romántico a la luz de la luna, acércate a Puerto Portals, en Portals Nous. Se trata de uno de los puertos deportivos más exclusivos de la isla y es punto de encuentro de personajes de la jet set internacional. Si buscas una velada más animada, en la capital se concentran multitud de locales nocturnos junto a la Avenida de Gabriel Roca, ubicada frente al Puerto de Palma. 

Dónde tomar un cóctel junto al mar: el Lounge Bar del Sol Beach House de Cala Blanca, un hotel sólo para adultos, ofrece una extensa carta de cócteles en su terraza con vistas al mar.

 

Piérdete en las playas más espectaculares

Al igual que Ibiza y Menorca, Mallorca destaca por contar con centenares de calas muy bien cuidadas y de reducido tamaño. En el oeste de la isla se concentran varias de las más atractivas por el color azul turquesa de sus aguas y la menor afluencia de visitantes, como la de Portals Vells. Aunque nada como un largo paseo sobre la arena: para ello, acércate con tu pareja a la playa de Es Trenc, al sur de la isla. Se trata de un precioso arenal de más de 6km de longitud con vistas Parque Natural del Archipiélago de Cabrera.

Con acceso directo a la playa: completamente renovado, el Meliá Calviá Beach ofrece el servicio The Level, una exclusiva apuesta de Meliá para ofrecer un servicio completamente personalizado. Una de sus cuatro piscinas tiene acceso directo a la playa.