Gastronomía Sara  Martinez
Por:

Publicado:

En Ibiza, la isla hedonista por excelencia, ¿quién se resiste a un brunch?

Aunque hay muchos lugares que ya ofrecen su propio brunch, es tarea fácil y divertida hacerse uno propio. Simplemente hay que saber combinar dulces y salados. Además, acompañarlos de un cóctel es esencial: los más habituales, champán o Bloody Mary (así lo hacen los neoyorquinos). Te proponemos cuatro lugares en Ibiza donde podrás combinar todo esto y, además, con unas vistas inmejorables.

Se dice que el origen de esta combinación entre desayuno – breakfast – y comida – lunch – está entre la clase alta británica. Alrededor de 1800, las familias daban el día libre a sus sirvientes cada domingo. Ellos, entonces, les preparaban un bufé con platos para el desayuno y la comida para que tuvieran suficiente a lo largo de su día de descanso.

Hoy en día, se asocia más con el fin de semana y los días de fiesta, en que no se madruga y se cumplen horarios distintos a lo habitual. Además, se dice que los brunch son muy buen remedio para la resaca tras una noche de copas.

  1. 1 Sushi en Nikki Beach

    En Santa Eulalia, al este de la isla, se encuentra este club de playa donde se puede disfrutar de un brunch de cualquier parte del mundo. El chef Juanma Otero combina productos ibicencos recién sacados del mar y las huertas, con sabores representativos de los catorce lugares en los que tiene locales alrededor de todo el mundo: Caribe, Norteamérica y varias localizaciones de Asia y Europa. Su plato estrella: el Nikki Beach’s famous sushi & ceviche boat, un auténtico bote de madera lleno de deliciosas piezas de sushi y ceviche para 6-8 personas.

    Acompáñalo con uno de sus originales cócteles, termina con una cesta de frutas de temporada y pide que te lo sirvan en las camas balinesas, sólo las vistas serán comparables a la explosión de sabores.

    Nikki Beach, en Santa Eulalia, ofrece una amplia variedad de platos
    Nikki Beach, en Santa Eulalia, ofrece una amplia variedad de platos para compartir
  2. 2 La Paloma Café, ecológico 100%

    Para un desayuno contundente en un ambiente familiar y rodeado de un entorno puramente mediterráneo, el café de La Paloma, en San Lorenzo, es el lugar ideal. Tiene su propio huerto de verduras, plantas aromáticas y flores y usa productos ecológicos procedentes de la isla. Todas las semanas, llegan también ingredientes de una pequeña granja de Italia, país del que sus platos tienen una gran influencia. La chef, Prasuna, vivió muchos años entre Italia y la India, y esta vida se refleja en la fusión de su cocina.

    Al unir cualquiera de sus postres, tartas caseras, cafés, zumos y batidos a sus focaccias caseras, se puede disfrutar de un maravilloso brunch rodeado de aromas cítricos provenientes de los bosques de árboles frutales que lo rodean.

    Café La Paloma usa ingredientes 100% ecológicos
    Café La Paloma, debido al origen 100% ecológico de sus ingredientes, sus platos varían cada día
  3. 3 Experimental Beach, con los pies en la arena

    Disfruta de la sensación de comer con los pies sobre la arena en un ambiente inspirado en las vibraciones bohemias de la Ibiza de los 60, con un toque hippie, chic y hedonista. Un viejo bote convertido en barra de bar, que ofrece una gran variedad de platos a base de toques franceses y mediterráneos elaborados con productos locales. Situado en Cap des Falco, dentro del Parque Natural de ses Salines cuenta con una de las vistas más privilegiadas de la isla. Su amplia selección de cócteles, tapas, tablas de quesos, ensaladas de frutas y postres son perfectos para montar tu propio brunch.

    Para compartir, pide tu cóctel favorito en una concha gigante, cualquiera de sus tapas y entrantes y la torrija caramelizada con helado de coco y pistacho. No te arrepentirás.

    Experimental Beach, un viejo bote convertido en beach club
    Experimental Beach, un viejo bote convertido en beach club
  4. 4 Passion Café, el paraíso de los smoothies

    Durante 17 años, la filosofía de Passion Café ha sido crear alimentos buenos, naturales y saludables a base de los mejores ingredientes. Con una inmensa carta repleta de todo tipo de batidos (con proteínas, revitalizantes, calientes y con hielo), cafés, zumos naturales y toda clase de bebidas orgánicas, el Passion, es una de las elecciones más healthies de la lista. Hay platos para compartir con influencia libanesa, hamburguesas, pescados o pollos y una amplia variedad de boles de cereales y ensaladas frescas, pasta, curries y flatbreads, todos elaborados a base de productos orgánicos.

    Lo puedes encontrar en seis lugares distintos de la isla: San José, Marina (con dos locales), Santa Eulalia, San Antonio, Playa d’en Bossa y el club de deportes Bfit. Si quieres más, visita su tienda biológica Passion Pantry & Juicery en Talamanca.

    Un brunch lleno de colores junto al Mediterráneo
    Passion Ibiza, sus pancakes veganos y sin gluten, con frutos secos y semillas, servidos con plátano caramelizado y nata de coco, son todo un éxito