Iberia desde dentro Santiago Suárez
Por:

Publicado:

Iberia desde dentro: entrevistamos a Yin Sun, tripulante de cabina chino

Casi año y medio después desde que Iberia iniciase su expansión hacia Asia con la ruta Madrid-Shanghái, entrevistamos a una de las personas que mejor la conocen: Yin Sun, uno de los tripulantes de cabina chinos de la compañía.

Yin Sun, ¿de dónde eres y cuánto tiempo llevas en España?

Soy de Shanghái y me mudé a España cuando tenía 15 años porque mis padres ya vivían aquí desde los 80. Empecé a volar con Iberia el año pasado en la ruta Madrid-Shanghái. Me encanta Shanghái, es muy atractivo como destino y aprovecho para ver a mis amigos y familia cada vez que voy.

¿Cuántos tripulantes viajáis a bordo de la ruta Madrid-Shanghái?

Somos 8 tripulantes: 3 chinos y 5 españoles. La mayoría de los pasajeros son chinos (yo diría que entre un 80 y un 85%), el resto son españoles, franceses y de otras nacionalidades.

¿Cómo son los viajeros chinos y qué es lo que más les suele interesar de España?

De Madrid, les encantan las compras y de Barcelona, les fascina la arquitectura. Los viajeros con los que hablo me cuentan que pasan unos 3 días de media de compras en Madrid y después se van a Barcelona para hacer visitas turísticas (les encanta la Sagrada Familia y La Pedrera, entre otros) antes de irse a China.

En los vuelos de Madrid-Shanghái hay películas en mandarín y la revista Ronda también está producida en este idioma. ¿Qué es lo más valoran los viajeros chinos de la experiencia a bordo? 

Están muy agradecidos con que haya tripulantes de cabina chinos. Por la barrera lingüística y también por costumbre o tradición, prefieren acudir a una persona de su nacionalidad para realizar una petición o exponer un problema. Además, desde que hemos incluido un tríptico explicando cuáles son las películas chinas y cómo utilizar el sistema de entretenimiento a bordo, están todavía más encantados con Iberia.  

En la ruta también hay un menú adaptado a los gustos de los viajeros chinos, ¿en qué consisten esos menús?  

Hay diferentes menús. La base es siempre el arroz, lo acompañamos con ternera y salsa de ostra, pollo con verduras y jengibre... También disponemos de palillos y salsa de soja a bordo: si el cliente lo quiere, lo puede pedir.

Crédito de la imagen: Juanjo Molina

Imaginamos que en el vuelo de vuelta muchos chinos se llevan recuerdos de España, ¿qué es lo que más ves que los chinos se lleven de recuerdo: se decantan por la moda, la gastronomía…?

Por lo general, son viajeros de un alto poder adquisitivo y gastan mucho dinero en sus compras: vemos muchas bolsas de marcas de lujo. ¡A veces compran tanto que no cabe en el compartimento superior! También suelen adquirir muchos productos españoles de la Venta a Bordo, tanto a la ida como a la vuelta. Lo que mejor vendemos son los productos gastronómicos: les encanta el aceite de oliva ecológico o el set de latas de pimentón del catálogo. 

Entre Shanghái y Madrid, la ruta sobrevuela zonas como Mongolia, Siberia o los Alpes. De las vistas del vuelo, ¿qué es lo que más te ha impresionado?

Es espectacular el Desierto del Gobi (entre el norte de China y el sur de Mongolia). No suele haber nubes y se ve perfectamente desde el avión. Los pasajeros siempre hacen fotos.

Además de los vuelos de Iberia, ¿qué es lo crees que más une a España y China?

Justo ahora acabo de estar con unos amigos chinos en Sevilla y les he llevado a ver la Plaza de Toros. Aunque suene a tópico, a los chinos les fascina el flamenco y las sevillanas. Sin duda, el interés por la cultura une a los dos países.